Matrioska Audiovisual

Servicios audiovisuales para particulares y empresas

Cine o series de televisión. Mi debate interno…

Desde hace algún tiempo la idea de que en el cine todo está dicho y hecho me ronda la cabeza. Cuando vas a ver una película siempre parece como una nueva experiencia pues cambian los planos, los actores, etc, pero en definitiva la temática detrás de la historia es algo ya contado y muchas veces ya no hay ningún tipo de factor sorpresa. Quizá hasta te permites decir que una buena película no es buena porque esa temática ya la viste y en la anterior los personajes estaban mejor, los actores o el guión eran más profundos. Pero el cine siempre será cine. Siempre será algo que todos queremos ver y disfrutar; sigue siendo magia, sigue siendo una vía de evadirte durante un par de horas y después continuar con tu vida. Es una forma de disfrute y consumo inmediato que no te quita más que unas horas de tu tiempo y no tienes que volver a pensar en ello si no quieres. Dejando las trilogías fuera, las películas son historias con un principio y un final sin dejarte ganas de más, sin la ansiedad de: que pasará… Cosa que sí pasa con las series de televisión…

Pero ahora me ronda otra nueva idea: ¿no serán las series de televisión una nueva expresión de arte? (refiriéndome a las buenas). Quizá también esté todo hecho en las series pero… al ser algo que puede perdurar más tiempo la haga más interesante. Desde hace un tiempo siento que las series son un gran ventaja a muchos niveles. Como espectador te permite disfrutar de algo durante un tiempo, aprendes a conocer y familiarizarte con los personajes e incluso identificarte con ellos; te permite evadirte más tiempo, entender mejor la historia, y sobre todo generarte un interés que me atrevería a decir que es excitante. Generas expectativas y hay un factor sorpresa que te crea o bien frustración o placer. Se permiten más cambios que amenizan y al final te olvidas que la temática es conocida y te da la sensación que todo es nuevo.

A nivel creativo, artístico y técnico el cine es pasión, intenso, es tener las cosas sumamente claras y bien definidas. Es arte puro. Un trabajo sumamente efímero que para muchos pasa en unas sola semanas como puede ser el caso de los técnicos. En series de televisión el trabajo es intenso, con pasión también porque todo debe salir en una semana, pero su mayor ventaja es que es algo que te permite como profesional tener una cierta estabilidad durante un tiempo y te permite aprender cada día mucho más. Por cerrar quizá diciendo algo loco, el cine es como una relación entre dos amantes… Es intensa, pasional y efímera. Las series pueden ser una relación de amor de esas que duran años… Eso si, como todo en la vida, ambas son tan necesarias… En definitiva… Sigo preguntándome, qué nos ayudaría en estos tiempos: cine o series de televisión???

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 28, 2013 por y etiquetada con .

¡Llámanos …

626 54 53 36
606 14 91 17

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: