Matrioska Audiovisual

Servicios audiovisuales para particulares y empresas

“Blue Valentine”

Film dramático dirigido por el director norteamericano Derek Cianfrance y protagonizado por el galardonado Ryan Gosling y por Michelle Williams, candidata al Oscar en 2010 por su papel en dicha película. Film que recibió la aclamación de la crítica y que fue muy valorada en festivales como Sundance, Cannes, Toronto, entre otros.

Cuenta la historia de Dean y Cindy, un matrimonio joven que lleva siete años juntos y con una hija en común. El director plantea el desarrollo desde dos lineas temporales diferentes, haciendo referencia al pasado y de cómo surge el amor entre estos dos personajes, y al presente, enseñando como se ven sumergidos en una rutina y ciertas situaciones que están acabando con su relación. De cómo “el encanto, la diversión y la pasión del comienzo se ven convertidos en hastío, monotonía y tristeza”.

Cianfrance nos deja fuera de la típica historia romántica de Hollywood (donde todo es incómodamente perfecto) enseñándonos el mundo real e imperfecto de las relaciones de pareja. Personajes sumamente bien definidos que a lo largo del metraje llegas a conocer como si fuesen amigos e incluso llegas a decantarte por alguno de los bandos; aunque es cierto que uno se queda con las ganas de entender un poco más al personaje de Cindy y qué la lleva a estar en esa situación de asfixia.

El film te hace sentir en algún momento como un voyeur, que estás viendo la vida real de dos personas desde algún lugar, escondido. Esta relación, casi tan real, lo consiguió el director permitiendo que en muchas ocasiones los actores fueran libres de improvisar y pidiéndoles, como nota curiosa, que conviviesen en un apartamento durante un mes para llegar a comprenderse, compenetrarse y adquirir la dinámica real de dos compañeros.

Una estética de cine indie predominante, el director se rige por colores apagados que potencia el estado emocional de tristeza y melancolía con un tono bastante realista. Una habitación de hotel con el color azul predominante para dar apoyo al título del film en esa noche de San Valentín que viven los personajes. Los planos parecen ser todos necesarios aunque de la sensación de no estar bien cuidados en composición y donde la cámara se tambalea un poco pero que igual no chirrían porque sobre todo las interpretaciones no permiten que te fijes en otra cosa. Un montaje que nos lleva de un tiempo a otro pero que está perfectamente conseguido sin necesidad de especificaciones.

Un film que deja al espectador un sabor agridulce sobre que el amor es un impulso fugaz, lleno de contrapartidas y no único y eterno como nos han hecho creer toda la vida. Una película realista, emocional, con unas interpretaciones magníficas. Una película hermosa y contundente que refleja una gran historia de amor…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 30, 2013 por y etiquetada con , .

¡Llámanos …

626 54 53 36
606 14 91 17

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: